• Subcribe to Our RSS Feed

Colores del Border Collie

Los colores del Border Collie

Blanco y Negro:

Aquí teneis el estándar de esta raza, al igual que en todos los colores, se caracteriza por su cuello, frontal, puntas de patas y cola de color blanco, incluida la zona interior. El lomo, comienzo de la cola, patas, orejas y trufa, negros.

Dentro de una exposición de belleza, al border collie se le exige que tenga este manto y los ojos de color marrón.

Rojo australiano:

Este color es, para mi, el más misterioso de todos. Su gen (ee) enmascara el verdadero color de este ejemplar. Por el color de su trufa y labios, podemos saber qué color es exactamente; si tiene la trufa de color negro, aunque no sea su color de pelo es, genéticamente, un perro blancoy negro; si tiene la trufa de color marrón, podremos decir que es el marrón el que predomina en sus genes; si la trufa es color grisáceo, diríamos que es de color azul (negro diluído); y si la trufa es color crema o rosita, su naturaleza genética es el color lilac.

Marrón o chocolate:

Los ejemplares de este color, se caracterizan por tener la trufa de color marrón y el color de ojos puede ser de marrón a verdoso. El hecho de que el alelo “b” sea recesivo al dominante “B”exige que estos ejemplares necesariamente sean “bb”. Su tono puede variar y tomar un marrón más claro o más oscuro.

Color lilac:

Los lilac tienen un gen de dilución sobre el color básico arrón. La trufa puede ser de color marrón o crema y, al igual que los ejemplares marrones, sus ojos pueden ser de color marrón, verdoso y, sólo en su caso, color miel.

Color gris o azul:

Este color, al igual que el lilac, lleva un gen de dilución. En este caso sobre el dominante negro, que queda matizado y aparece el tono grisáceo o pizarra. El color de su trufa es gris oscuro y sus ojos puede ser de color marrón, verdoso o azul. El tono del manto suele ser más claro cuando son cachorros e ir oscureciendo un poco en su edad adulta.

Color merle (mirlo):

Sobre este color hay mucho que hablar. Pese a los mitos he de decir que el gen M (merle) es el dominante. Este gen actúa sobre la eumelanina y crea la dilución del color. En algunos casos el color base, que podrían ser el negro dando lugar al blue merle, se hace más presente que en otros. En las manchas se combina el color negro, blanco y gris. Sus ojos son de color marrón, aunque en la mayoría de los casos son azules y en otras muchas un ojo de cada color. La trufa puede ser rosita, negra o semipigmentada. En otros casos, el color base es el marrón, dando lugar al red merle.

Lo más importante a la hora de hablar de este color es que no se debe criar jamás con otro merle. Esto daría lugar al nacimiento de cachorros doble merle, con los problemas genéticos que ello acarrea como son la sordera, ceguera, dermatitis y otras patologías.